Hacer QUESO Fresco En Casa Es Tan Fácil Que Lo Harás Todas Las Semanas! BUENÍSIMO

18207

El alimento es algo sustancial que toda quiere de casa debe tener bajo control, puesto que gracias a las elecciones que tomes en el autoservicio, puede significar que tus hijos o familia este saludables o sufran de algún inconveniente por una mala nutrición.

La cuestión está que además hay que entender adquirir las cosas en particular si hablamos de embutidos o cosas semejantes, puesto que estos necesitan mucha más atención y cuidados porque tienden a dañarse bastante más acelerado, algo arriesgado para la salud.

Si estamos hablando de embutidos, los quesos son los más amenazantes puesto que estos tienden a dañarse sin uno darse cuenta a tiempo, por esa razón este preciso día te vamos a enseñar una manera de llevar a cabo tu propio queso y que quede exquisito, observemos cómo es.

PREPARANDO TU PROPIO QUESO CASEROQUESO

Para eso necesitarás:

  • 1 litro de leche pasteurizada
  • 45 mililitros de limonada, recién exprimido.
  • 1 migaja de sal
  • Sabores para añadirá tu queso como ají seco, orégano o pimienta.
  • 100 cc de yogur natural
  • 2 medidas de cuchara de nata o crema de leche

Preparación

Lo primero es ubicar la leche en una olla de acero inoxidable, todo a fuego retardado mezclando hasta que hierva todo.

Deja que todo repose por unos 20 minutos.

Después, agrega el limonada, la nata y el yogur, tienes que combinar sin que le entre nada de aire por unos 10 minutos,

Esta mezcla tienes que colocarla a fuego medio y calentar la leche hasta que comience a cortarse; esto significa que se están creando grumos de cuajada los cuales se apartan del suero líquido. Aquí es donde agregaras a sal y mezclarás todo bien.

LEER MAS  Esta fruta ha demostrado ser más efectiva que muchas para curar el cáncer y otras enfermedades

Lo siguiente es sacar el suero la más grande cantidad viable usando una cucharilla, para después verter esta mezcla en un colador con una gasa de pañal o en su defecto una tela de quesos dejando suspendido sobre un contenedor para que se drene el suero.

Aquí es cuando puedes añadir todos los sabores que quieras como el ají o lo demás.

Al terminar solo tienes que amasar un poco la pasta mantecosa y colocarla en un envase, para colocarlo en tu nevera.